Hábitos Mindfulness

Hábitos Mindfulness para permanecer centrado y en calma (II)

Hábitos Mindfulness para permanecer centrado y en calma (Parte II)

Bienvenido a la segunda parte del post sobre las actividades Mindfulness para permanecer centrado y en calma. En este post te ofrecemos los restantes hábitos Mindfulness que desarrollan en su vida las personas que viven con una atención y consciencia plena.

La atención plena a través de los hábitos Mindfulness es un proceso diario que dura toda la vida. Es más comúnmente practicado y cultivado a través de la meditación. Las personas que desarrollan hábitos Mindfulness logran mayor satisfacción y calidad de vida. Pero… ¿qué hacen realmente diferente cada día para vivir más conscientemente?

Buscar nuevas experiencias

La apertura a la experiencia es un subproducto de vivir atentamente. Nuevas experiencias nos ayudan a ser más conscientes.

“La aventura naturalmente puede enseñarnos a estar aquí ahora. Realmente, realmente aquí “, escribe la aventurera Renee Sharp en Mindful Magazine. “Despertar a nuestros sentidos.  Abrazar nuestras emociones tanto agradables como difíciles. Entrar en lo desconocido. Para encontrar el equilibrio entre mantener y dejar ir. Y aprender a sonreír incluso cuando el miedo está dentro de ti”

Relajarse al aire libre

Pasar tiempo en la naturaleza es una de las maneras más poderosas de darse un reinicio mental. Recientes estudios demuestran que estar al aire libre puede aliviar el estrés y mejorar los niveles de energía, memoria y atención.

“Necesitamos el tónico de lo salvaje”, escribió Thoreau en Walden. “Al mismo tiempo que somos los más fervorosos para explorar y aprender todas las cosas, exigimos que todas las cosas sean misteriosas e inexplorables, que la tierra y el mar sean indefinidamente salvajes,  vírgenes e inexplorados. Nunca podremos tener suficiente naturaleza”.

GESTIÓN DEL ESTRÉS CON MINDFULNESS E-LEARNING – 17 OCT

Ser consciente de lo que estamos sintiendo

Mindfulness no significa ser feliz todo el tiempo. Se trata de la aceptación del momento en que estamos y sentir lo que sentimos sin tratar de resistirse o controlarlo.

La preocupación excesiva con la felicidad puede ser realmente contraproducente, llevando a una actitud insana hacia emociones y experiencias negativas. Las personas conscientes no intentan evitar las emociones negativas o miran siempre en el lado positivo. Aceptar las emociones positivas y negativas y dejar que coexistan sentimientos diferentes es bueno. De hecho, es clave para mantenerse equilibrado y afrontar los desafíos de la vida de una manera consciente.

Tener hábitos Mindfulness ha demostrado ser una gran herramienta contra la ansiedad, la depresión y el estrés. Un estudio de 2013 encontró que las personas con personalidades conscientes gozan de mayor estabilidad emocional en su vida y mejoran la calidad del sueño.

Como dijo la Madre Teresa, “Sé feliz en el momento, eso es suficiente. Cada momento es todo lo que necesitamos, no más”.

Meditar

Puede ser consciente sin meditar, pero todas las investigaciones muestran que la meditación es la forma más segura de volverse más consciente. Una práctica regular puede ayudar a reducir el estrés, mejorar la función cognitiva y aumentar el bienestar. Las investigaciones han encontrado que la meditación mindfulness puede incluso alterar la expresión génica, disminuyendo la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Aparte de la riqueza de la investigación sobre los beneficios de salud física y mental de la meditación, los testimonios de un sinnúmero de meditadores atestigua el hecho de que una práctica constante puede ayudarte a mantenerte despierto y presente en tu vida.

“Es casi como un reinicio para tu cerebro y tu alma”, dijo Padmasree Warrior, CTO de Cisco, al New York Times en 2012 tras dedicar un tiempo para meditar y desenchufar. “Me siento mucho más tranquilo cuando respondo a los correos electrónicos más tarde”.

Ser conscientes de lo que comemos

Con mucha frecuencia, ingerimos alimentos sin prestar atención a lo que estamos comiendo y a si nos sentimos llenos. Las personas que practican Mindfulness hacen una práctica de escuchar sus cuerpos. Conscientemente se alimentan con alimentos saludables, preparados y comidos con cuidado. Comer conscientemente lleva tiempo. Debes prestar atención a los gustos y sensaciones y centrarte totalmente en el acto de comer y las decisiones relacionadas con la alimentación.

Las personas que practican Mindfulness son igualmente cuidadosas de no alimentar sus mentes con distracciones y excesos de nuestra sociedad. La televisión, las redes sociales, juegos sin sentido… Demasiado tiempo en Internet se ha relacionado con menos horas de sueño por la noche y un mayor riesgo de depresión.

INTELIGENCIA EMOCIONAL BASADO EN MINDFULNESS (MBEM) – DEL 27 DE SEPT AL 22 DE NOV

No tomarnos a nosotros mismos tan en serio

Como Arianna Huffington escribe en Thrive, “Los ángeles vuelan porque se piensan que son ligeros”. Un factor crítico en el cultivo de una personalidad Mindfulness es negarse a ser envaucado por las emociones. Si puedes recordar reír en momentos difíciles y mantenerte a través de los altibajos, entonces ya has recorrido un largo camino en el dominio del arte de la atención plena.

Gran parte de nuestra distracción es interna. Nos preocupamos y nos detenemos demasiado en nuestros problemas incapaces de mantener una energía positiva y un sentido del humor. Investigaciones de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad de Zurich han demostrado que la capacidad de reírse de uno mismo se asocia con un estado de ánimo elevado, una personalidad alegre y un sentido del humor.

El reír también nos lleva al momento presente de una manera atenta. La risa alegre y la meditación incluso parecen similares en el cerebro, según un nuevo estudio de la Universidad de Loma Linda.

Dejar que tu mente vague

Mientras que la atención plena se centra en el momento presente, vagar por la mente también tiene una importante función psicológica. Las personas conscientes son capaces de encontrar la felicidad entre estas dos maneras de pensar. Es inteligente preguntarse si siempre deberíamos estar viviendo en el momento. Las últimas investigaciones muestran que no es bueno estar siempre en el momento presente. Se perderían las conexiones importantes entre nuestros pensamientos imaginativos o vagabundos y el mundo exterior.

Según diferentes estudios, involucrarnos en el pensamiento imaginativo y fantasear puede incluso hacernos más conscientes.

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre hábitos Mindfulness para mantenerse centrado y en calma? ¿Te gustaría saber más? No dudes en informarte sobre nuestros cursos si te interesa la meditación y Mindfulness. Impartimos cursos mindfulness gratuitos, cursos mindfulness online y cursos de mindfulness empresas, y si lo prefieres también tenemos ejercicios de Mindfulness y de meditación Vipassana.

Además si tienes alguna duda o quieres compartir tus opiniones con nosotros, escríbelo en los comentarios y estaremos encantados de responderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter y disfruta de todas nuestras ofertas

Mediante el envio de mis datos personales, confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

Suscríbete a nuestra newsletter y disfruta de todas nuestras ofertas

Mediante el envio de mis datos personales, confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.